Por Gabriela Undreiner y Lucía Galota. Consultoras, Worktogether Group

…dice el refrán popular sobre quienes están habituados a sacar provecho de la situaciones de caos e incertidumbre.

Un líder comprometido a fondo con una causa es lo contrario a un oportunista.

Cuando el jefe de un equipo enfrenta una situación crítica aumenta su responsabilidad frente a la empresa.

Está sobrecargado de trabajo y es más fuerte el compromiso de salvaguardar los intereses colectivos.

Precisamente en los momentos en que está distraído y sobrecargado, es más susceptible a perder de vista las necesidades emocionales de su equipo.

Este vacío de poder puede ser aprovechado por líderes informales que no tienen el peso de la responsabilidad y saben capitalizar el descontento popular en su propio beneficio.

El resultado es el consecuente incremento de los patrones de improductividad e insubordinación entre sus colaboradores.

El antídoto está en no perder la conexión con las necesidades reales de la gente a su cargo. Involucrarlos en la toma de decisiones. Crear una conciencia compartida de grupo es clave para mantener la alineación del personal con los intereses de la compañía.

Un comentario sobre “A río revuelto, ganancia de pescadores

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .